Disfruta del verano cuidando tu salud

El verano es una de las épocas más esperadas del año, significa las vacaciones escolares y tiempo para disfrutar del sol y eventos inigualables junto amigos y familiares.

Por eso te dejamos estas recomendaciones para que puedas gozar del verano saludablemente.

Uso de mascarilla

Por la contingencia se debe disfrutar del verano con los protocolos de bioseguridad adecuados para evitar la propagación del COVID 19. Los expertos recomiendan que, si va a salir, lo principal es llevar el cubrebocas, pero ¿Cómo evitar que se sofoque con el tapabocas?

Según investigaciones realizadas por Taher Saif, un profesor de ciencias mecánicas e ingeniería de University of Illinois, recalca que lo principal es escoger una tela respirable ligera, como el algodón, por ende, si utiliza dos tapabocas, el N95 y el de tela, este sea de algodón ya es más liviano, suave y fresco evitando así irritación en la piel.

También, para disfrutar el verano, recomiendan utilizar una mínima capa de maquillaje, ya que esto obstruye los poros y contribuye a las erupciones cutáneas en la parte inferior de la cara, siempre llevar un tapabocas de repuesto por si sufre de exceso de sudor o ha estado en lugares cerrados y con mucha gente.

Hidratación durante el verano

Según la BBC, los síntomas de deshidratación pueden llegar a ser detectables cuando perdemos entre el 1 y el 2% del agua de nuestro cuerpo. En casos muy raros, tal deshidratación puede ser fatal, sus síntomas pueden ir desde cansancio, mareo, sentir sed excesiva entre otras.

Por eso es recomendable mantenerse siempre hidratado, ya que en el verano se llega a sudar más que en otras épocas del año, los expertos recomiendan que durante la temporada de calor se debe beber entre 2 a 3 litros de agua diarios.

Alrededor de un litro y medio nos lo proporcionan entre 6 y 8 vasos de líquidos, que pueden ser por ejemplo agua, zumos, refrescos y batidos. Para complementar la hidratación es necesario comer frutas y verduras ya que tienen cerca del 85% de su peso en agua, así como la carne y el pescado cuyos valores oscilan entre un 50 y un 70% de agua.

Protección solar en tus vacaciones

El sol es una gran fuente de vitamina D, ayuda a combatir problemas de falta de calcio y revitalizar la piel. Por tal motivo, cuando llega el verano, buscamos pasar más tiempo al aire libre y disfrutar de sus rayos para sentir una buena sensación en la piel, pero para poder recibir sus beneficios y no tener el efecto contrario es necesario tomar las precauciones mínimas que ayudarán a evitar afectaciones futuras como cáncer de piel.

Lo primordial durante el verano es estar al tanto de los protectores solares adecuados para cada tipo de cutis, en el mercado hay una gran variedad de productos que vienen de diferentes maneras como lo son, gel, espráis, cremas y demás, pero es muy importante revisar la etiqueta que tenga un Factor de Protección Solar de 30 o superior, que proteja contra los rayos UVA y los rayos UVB, que sea resistente al agua.

Se deben aplicar con un mínimo de tiempo de media hora antes de exponerse al sol e ir refrescando cada dos horas aproximadamente. Se recomienda que estos productos en manos de los niños estén bajo la supervisión de un adulto responsable.

 

Ejercicio

La temperatura corporal tiende a aumentar mientras hace ejercicio, por ende, durante los altos grados a los que se llega en el verano, puede llevar a ciertos problemas musculares si no se tiene el debido cuidado, como sufrir de Hipertermia, la cual consta del aumento de la temperatura corporal superior a los 40°C, siendo 15 a 20 veces mayor a la temperatura normal, esto solo se lleva por una jornada intensidad de ejercicio sin hidratación, exceso de ropa deportiva y un nivel ambiente extremo.

Te invitamos a visitar nuestras tiendas donde conseguirás todo lo necesario para disfrutar el verano al máximo como gafas de sol, protector solar y trajes de baño para tus vacaciones

Siguiendo estas indicaciones se puede disfrutar del verano de una manera sana y responsable, siempre procurando estar en sitios con buena ventilación, lavado de manos y el uso de gel antibacterial.